Obviamente para muchos temas que se podrían llamar “esotéricos” como aquél de “estar en el presente”, “vivir el momento” y la felicidad como tal son como ilusiones pasajeras.

Sobre todo cuando tratamos un tema como la administración del tiempo; acaso no estamos hablando de “ser más productivos”, “eficientes”, “eficaces”, sacarle más provecho al día?

Bueno, sí, claro. Pero si no hay una motivación más allá de la simple eficacia, la vida se vuelve un espacio vacío en el que solo nos la pasamos luchando constantemente.

En ciudades como Bogotá, donde el caos es prevalente y diario, los sueños, los ideales, las ambiciones parecen haber sucumbido ante el peso del trajín de todos los días.

Y aunque estos conceptos puedan llamarse “esotéricos” de hecho hay un vasto grupo de científicos e investigadores que están estudiando la “ciencia de la felicidad”.

Es más, el estudio de la felicidad se remonta a miles de años. Finalmente, eso es lo que las diferentes y antiguas prácticas espirituales han prometido.

Eso, claro, en su esencia, antes de convertirse en religiones organizadas.

Pero volviendo al presente, quiero presentar un caso muy concreto de un estudio cuyos resultados se presentaron en años recientes.

Matt Killingsworth y Track Your Happiness (Rastrea tu felicidad)

Matt Killingsworth - Rastrea tu felicidadMatt Killingsworth es un investigador de Harvard con una carrera en ingeniería y economía, quien en 2010 lanzó una app para iPhone llamada Track Your Happiness (Rastrea Tu Felicidad).

Esta app envía notificaciones varias veces durante el día al usuario quien al momento de mirarla recibe una serie de preguntas como: “Qué estás haciendo?”, “Cómo te sientes en este momento?”.

Las respuestas son tabuladas y analizadas para encontrar tendencias y datos estadísticos que respondan den luces sobre qué hace feliz a las personas.

Qué se encontró?

Resulta que las personas manifestaron ser más felices en la medida en que estaban en una actividad en la que estaban “en el momento” y menos felices cuando su mente “deambulaba”.

Cómo así que deambulaba? Bueno, esa sensación la tenemos todos, de que la mente no se calla, se la pasa hablando en todo momento y no para.

Leí alguna vez que una persona normal tiene alrededor de 6000 pensamientos por día y que de esa cantidad más o menos el 95% no son pensamientos nuevos.

En otras palabras, la mente repite y repite lo mismo constantemente; y generalmente los pensamientos tienen que ver con el pasado o con el futuro, lo que teníamos que hacer y se nos olvidó y lo que tenemos pendiente por hacer y que no hemos comenzado.

Es decir, deambulamos en otros tiempos diferentes al presente. Es la naturaleza de la mente, querer escapar al presente.

Es por ello que es irónico que (según este y otros estudios) la “felicidad” esté precisamente en el momento presente, enfocándose en lo que sucede en el ahora, mientras que la mente lo único que quiere es escapar del momento.

Aquí está la charla TED que hizo Matt al respecto:

Y todo esto qué tiene que ver con la administración del tiempo?

Tiene todo que ver!

En primera medida, más allá de ser más productivo y sacarle más horas a mi día para lograr más, en Esencialista nos enfocamos en destinar tiempo para actividades encaminadas a elevar la calidad de vida.

O sea, no necesariamente trabajar más. Sino más bien estar más presente con la familia, los amigos y las actividades que nos relajan, nos inspiran o nos llenan de adrenalina!

Es cierto que todos tenemos que producir, pero la vida debería tener un balance, un tiempo para trabajar, un tiempo para dormir y un tiempo para disfrutar!

Esa era la premisa de las leyes laborales a principios del siglo XX, tres espacios de 8 horas durante el día, de forma que la persona no sólo trabaje.

En segunda medida, un buen método de administración del tiempo te ayudará a 1. Que tu mente no esté ocupada recordando cosas y 2. Que el tiempo y la energía sean usados de la manera más efectiva posible.

El primer paso es sacar todo de tu mente. Y para ello puedes suscribirte aquí, descargar y comenzar a usar gratis las herramientas que enseño en el módulo 1 de mi taller.

Créeme, te quitarás un gran peso de encima. Y por “encima” me refiero a tu mente y su costumbre de estar regurgitando pensamientos todo el día.

Tu reto:

Cuéntame en los comentarios si has notado que tu cabeza habla constantemente ? Qué tipos de pensamientos son los más frecuentes? En qué momento de tu vida te has sentido realmente feliz?

Lo mejor para tí y nos vemos en el próximo!

Carolina Ayerbe

Share This
Cuatro pasos para reducir tu estrés y tomar acción ahora incluso si no sabes por donde empezar

¡Excelente! ¡Te suscribiste! Revisa tu correo para confirmar y obtener el link al curso gratis

¿A dónde envío tu invitación?

 
Ingresa tu nombre de pila y tu dirección de email para registrarte en este evento.
 
Te llegará un email a tu bandeja de entrada para confirmar tu suscripción.
 
Jamás compartiré tu email con nadie; odio el spam tanto como tú. Al enviar tus datos aceptas la Autorización de Tratamiento de Datos Personales.

¡Excelente! ¡Te suscribiste! Revisa tu correo para confirmar y obtener el link para asistir a este evento gratis

¿A dónde te envío el link para acceder al curso?

 
Ingresa tu nombre de pila y tu dirección de email para acceder al curso gratis.
 
Te llegará un email a tu bandeja de entrada para confirmar tu suscripción.
 
Jamás compartiré tu email con nadie; odio el spam tanto como tú. Al enviar tus datos aceptas la Autorización de Tratamiento de Datos Personales.

¡Excelente! ¡Te suscribiste! Revisa tu correo para confirmar y obtener el link para ingresar al curso gratis