En esta miniLección tengo dos invitadas muy especiales: María Paula y Luisa Fernanda Gualy, fundadoras de Alter-Yoga y maestras de yoga en Bogotá, quienes despejan dudas y mitos sobre la práctica de yoga.

Ya sabes que los rituales de autocuidado son importantísimos, así que espero que aproveches esta miniLección y comiences con tu práctica de yoga hoy. ¡Que lo disfrutes!


Si uno escucha por primera vez la palabra Yoga, puede que se le vengan a la mente imágenes de personas híper-flexibles que parecen desafiar todas las leyes de la física, meditando en posturas imposibles para los seres humanos.

Muy poco sabemos sobre el yoga y sus innumerables beneficios para la salud, no solo física, sino mental y muchas veces lo que sí sabemos de la práctica está rodeado de mitos que nos alejan de ella.

En primer lugar, el yoga es un estilo de vida y no es solamente algo físico. El yoga incluye movimiento, meditación y una perspectiva global que enfatiza en el amor, la honestidad, la generosidad y la compasión.

El yoga nos ayuda a encontrar un balance y un equilibrio en nuestras vidas que nos permite cultivar fuerza, flexibilidad y sobre todo felicidad.

Y es una herramienta que nos permite lidiar con los obstáculos de nuestra sociedad moderna. Es decir, es a prueba de estrés, falta de tiempo, preocupaciones, etc. Es una práctica para alcanzar y cultivar el bienestar en el mundo de hoy.

Pero, sabemos que antes de empezar algo nuevo, querrás entrar en más detalles y conocer los beneficios que obtendrás.

Por eso te presentamos a continuación, las 8 razones principales por las cuáles debes empezar a practicar yoga HOY.

 

1. El yoga mejora tu salud física

Aunque empezáramos a hacer yoga con el único propósito de alcanzar nuestra salud física ya habríamos dado un paso muy grande para alcanzar el bienestar.

El yoga tiene innumerables beneficios físicos y nosotras los hemos experimentado de primera mano desde el momento en que empezamos a aprender y a practicarlo, hace tres años.

El yoga mejora tu flexibilidad, incrementa tu fuerza muscular, tonifica tu cuerpo y mejora tu postura, todo esto combinando el ejercicio y esfuerzo cardiovascular con el estiramiento de los músculos y el levantamiento de peso. ¡Usando simplemente nuestro propio cuerpo!

Además, es una herramienta efectiva para estimular tus órganos y sistemas internos e incluso cuando se realiza apropiadamente, con las alineaciones correctas, previene lesiones.

De igual forma, empezarás a cultivar una relación sana con tu cuerpo, que te llevará a tomar decisiones, conscientes, de autocuidado y bienestar.

 

2. El yoga te ayuda emocional y mentalmente, sin que tengas que renunciar a tus creencias

Además de los múltiples beneficios físicos que recibirás, el yoga tiene un impacto en tu mente y emociones. Cuando empiezas a hacer yoga, mejora tu concentración, te relajas más y te conectas más con el momento presente, gracias al poder de la respiración. Esencialista — Administración Consciente del Tiempo

Con la práctica de yoga desarrollas tus habilidades innatas a la naturaleza humana para superar obstáculos y para alcanzar una visión más positiva de la vida.

Ser espiritual o tener una determinada creencia no es un requisito ni un impedimento para recibir todos los beneficios del yoga.

El yoga se trata de que escojamos lo que nos hace bien y lo que nos hace felices, se trata de ser bueno con los demás y con nosotros mismos. Y punto.

Si la religión o la espiritualidad no van contigo, ¡perfecto!, la orientación del yoga como disciplina espiritual no es la única.

Recuerda que hay clases de yoga para cada uno de los gustos y según tus propio sistema de creencias puedes encontrar la clase perfecta para ti, no olvides que en Alter-Yoga todos son bienvenidos y tenemos muchas clases para ti.

 

3. La práctica la ajustas TÚ al tiempo que tengas

Lo bueno de hacer yoga es que se trata de encontrar tiempo para ti. Tú decides la cantidad de tiempo que tienes disponible diariamente. Y en esto, un poco vale mucho.

Aquí es bueno que tengas claro que no existe un mínimo de tiempo, ni una regla exacta de cuántas veces por semana tienes que practicar, para que el yoga sea efectivo.

Pero tampoco quiere decir que solamente haciendo dos o tres horas, cada ocho días, o una vez al mes vayas a alcanzar los beneficios. La clave, como en todo, es ser constante.

En Alter-Yoga te recomendamos practicar yoga todos los días. Pero no quiere decir que debas inscribirte a una academia de yoga y debas ir todos los días.

Es más fácil de lo que suena, porque puedes dedicar solamente 5 o 10 minutos cada día. Incluso en los días en que no tienes ni 5 minutos, puedes parar 1 minuto lo que estés haciendo y hacer un par de repeticiones de unos ejercicios sencillos de yoga.

De hecho, en Alter-Yoga tenemos una serie de Shots de Yoga, que son videos muy cortos para que hagas yoga durante solo 1 o 2 minutos en cualquier lugar.

Sabemos que encontrar así sea 5 minutos en tu rutina diaria puede sonar imposible, a nosotras también nos pasa.

Por eso si necesitas consejos sobre cómo encontrar tiempo para hacer yoga y, en general, para encontrar la manera de priorizar tu cuidado personal te recomendamos seguir estos prácticos consejos de Esencialista.

 

4. No necesitas ningún implemento especial para hacer yoga

Puedes empezar a practicar yoga ya, en serio, incluso mientras lees este post.

Y no solo hablamos de tiempo, sino del maravilloso hecho de que no necesitas ningún implemento especial para hacer yoga. En serio.

Lo único que necesitas es tu respiración y estar vivo. ¡Y ya!

¿Y el tapete de yoga? El tapete es un elemento adicional a la práctica de yoga pero no es indispensable, puedes practicar yoga sobre cualquier superficie plana antideslizante. Aunque, por supuesto, te recomendamos encontrar un lugar de tu agrado y limpio para que te sientas bien, cualquier lugar en el suelo te sirve.

Ahora, no necesitas ningún tipo de ropa en especial para tu práctica. Durante una sesión de yoga estarás de pie, sentado, acostado, estirando, fortaleciendo, entonces cualquier tipo de ropa cómoda es importante.

 

5. Lo puedes implementar fácilmente a tu rutina diaria, en la oficina, universidad o trabajo

No sólo tu práctica se adapta a tu tiempo, sino al lugar en donde estás. Puedes practicarla en cualquier parte, frente al computador, en tu casa, en la oficina, en el avión, en fin. En cualquier parte.

Por ejemplo, en una simple sesión de yoga para tus ojos cada hora puede hacer la diferencia. O una práctica en la cama, apenas te levantas, puede marcar la diferencia en tu día.

¿No tienes en donde hacer posturas acostado? ¡No hay problema! Haz una rápida rutina, ¡sólo con posturas de pie!

Si quieres ideas de cómo incorporar yoga a tu rutina diaria, asegúrate de suscribirte a nuestra lista de correros, te enviaremos gratis nuestra cartilla de Yoga Fácil Todo el Día.

 

6. Ya tienes el cuerpo necesario para hacer yoga

Empecemos dejando esto claro. Ya tienes el cuerpo perfecto para hacer yoga.

Muchas veces nos desanimamos bajo la excusa de que no somos lo suficientemente flexibles. Pero, si no somos flexibles, o fuertes o estamos desbalanceados, esa es precisamente la razón por la cual debemos hacer yoga.

Decir que no hacemos yoga porque no somos flexibles o fuertes es como decir que no nos podemos bañar porque estamos muy sucios. Esencialista — Administración Consciente del Tiempo

¿Adivina qué?, para hacer yoga YA somos lo suficientemente flexibles y fuertes. ¡Qué importa si no podemos llevar la frente a la rodilla o pararnos de cabeza!

Esa no es la meta del yoga, la meta es aceptar nuestro cuerpo como es y trabajar a partir de ese punto.

De hecho, la flexibilidad y la fuerza vendrán como un plus mientras más practiquemos. Y aún cuando no llegue al nivel que pensamos y nunca logremos llevar la frente a las rodillas, nuestro cuerpo estará lleno de energía, fuerza y vitalidad.

 

7. Una vez empiezas a hacer yoga, llevas la conexión a todas partes

A veces pasamos el día en piloto automático sin que nos detengamos a reparar sobre lo que estamos haciendo, ni sobre cómo nos sentimos, física y mentalmente.

Con la práctica de yoga vas cayendo en cuenta de la conexión que hay entre tu cuerpo y tu respiración. Entre tu respiración y tus pensamientos, entre tu mente y tu cuerpo.

Es más probable que empieces a ser más consciente del momento presente, de lo que te rodea, de ti mismo, de lo que comes, de los pensamientos que tienes, de cómo estás respirando y en general sobre tus hábitos durante el día.

El yoga te da durante la práctica, las herramientas para estar más presente por fuera de la práctica. Es una de las herramientas de Mindfulness por excelencia.

¡Aprovéchalas!

 

8. Verás el cambio en tu cuerpo y mente muy rápido

Una de las preguntas que más nos hacen es, ¿cuándo empiezo a ver resultados en el yoga?

Si nos limitamos a los resultados en tu cuerpo, podemos decirte, por experiencia personal que nosotras empezamos a ver los cambios casi después de la primera semana de empezar a hacer yoga por primera vez.

El cuerpo es muy agradecido y si lo empezamos a cuidar, con amor, aceptación y cuidado, sin excedernos, veremos cómo responde rápidamente.

Cuando empieces tu práctica de yoga, en poco tiempo te sentirás con más energía, más flexible, dormirás mejor, tu postura mejorará, notarás que estás más fuerte, etc.

Pero no solo notamos cambios. Hablamos también de cambios en nuestra mente, en nuestra inteligencia emocional.

Al iniciar nuestra práctica de yoga, empezamos a conocernos mejor, nos fuimos conectando más con la respiración y empezamos a notar la conexión entre cuerpo y mente fuera de clase, en la vida diaria.

Por último, es importante que sepas que cada proceso es diferente y lo importante es confiar en ti mismo y en el camino propio que emprendes cuando inicias esta práctica.

No te olvides de priorizar lo importante, tu salud (mental, física, emocional, etc.), comprométete contigo mismo y empieza a cuidarte hoy.

Y si te animaste a empezar a hacer yoga hoy mismo, pero todavía tienes dudas, no olvides seguir nuestro Blog, en donde las resolvemos y hablamos de esta disciplina.

 

Sobre las autoras

María Paula Gualy García y Luisa Fernanda Gualy García - 8 razones por las que debes empezar a hacer yoga HOY, sin excusasMaría Paula Gualy García y Luisa Fernanda Gualy García son hermanas, profesoras de yoga certificadas y directoras de Alter-Yoga, comunidad de yoga y salud en donde todos son bienvenidos. Su misión es compartir el yoga como herramienta para todos, para mejorar el estilo de vida, la salud y vivir una vida balanceada.

Visita a Alter-Yoga en la web:

Youtube: youtube.com/c/alteryoga
Facebook: facebook.com/alteryogui/
Twitter: twitter.com/Alter_Yoga
Instagram: @alter_yoga
Para recibir la cartilla gratuita de Yoga Fácil todo el Día visita: www.alter-yoga.com

 

¡Cuéntale a tus amigos!

8 razones por las que debes empezar a hacer yoga HOY, sin excusas Esencialista — Administración Consciente del Tiempo

Cuando empiezas a hacer yoga, mejora tu concentración, te relajas más y te conectas más con el momento presente, gracias al poder de la respiración. Esencialista — Administración Consciente del Tiempo

Decir que no hacemos yoga porque no somos flexibles o fuertes es como decir que no nos podemos bañar porque estamos muy sucios. Esencialista — Administración Consciente del Tiempo

 

Y María Paula, Luisa Fernanda y yo estaremos muy felices de que compartas a tus amigos usando estos botones:

Cuatro pasos para reducir tu estrés y tomar acción ahora incluso si no sabes por donde empezar

¡Excelente! ¡Te suscribiste! Revisa tu correo para confirmar y obtener el link al curso gratis

¿A dónde envío tu invitación?

 
Ingresa tu nombre de pila y tu dirección de email para registrarte en este evento.
 
Te llegará un email a tu bandeja de entrada para confirmar tu suscripción.
 
Jamás compartiré tu email con nadie; odio el spam tanto como tú. Al enviar tus datos aceptas la Autorización de Tratamiento de Datos Personales.

¡Excelente! ¡Te suscribiste! Revisa tu correo para confirmar y obtener el link para asistir a este evento gratis

¿A dónde te envío el link para acceder al curso?

 
Ingresa tu nombre de pila y tu dirección de email para acceder al curso gratis.
 
Te llegará un email a tu bandeja de entrada para confirmar tu suscripción.
 
Jamás compartiré tu email con nadie; odio el spam tanto como tú. Al enviar tus datos aceptas la Autorización de Tratamiento de Datos Personales.

¡Excelente! ¡Te suscribiste! Revisa tu correo para confirmar y obtener el link para ingresar al curso gratis

Share This